La biomasa como energía limpia, renovable y una oportunidad para pequeños y medianos propietarios forestales. De esta manera se conceptualizó esta fuente de generación por los relatores y asistentes al seminario denominado “Biomasa: Oportunidad para Pymes Forestales”, organizado en conjunto por el Departamento de Propietarios Forestales (Propymefor) de Corma Biobío y patrocinado por CMPC Celulosa S.A., desarrollado en la Casa de la Cultura de Nacimiento.

En el encuentro, se abordaron temas como el modelo de negocios para establecer plantas de generación en base a este recurso, a cargo del gerente general de Indef, Héctor Troncoso, además del potencial de las plantaciones dendroenergéticas para este propósito, que expusieron en conjunto, Rafael Rubilar y Eduardo Acuña, investigadores de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción.

José Manuel Contreras, vicepresidente del Departamento Propymefor de Corma Biobío, planteó que la asociatividad de inversionistas con pequeños y medianos propietarios forestales es clave a la hora de generar nuevas iniciativas de este tipo. “Estos proyectos pueden incrementar la rentabilidad de los bosques nuestros en un 50% y esto no sería posible si nosotros no estamos asociados, ya que es un valor a nuestra condición de pequeños y medianos propietarios forestales”, enfatizó el gerente general de Agromen, quien expuso la experiencia de la delegación de Corma Biobío que visitó complejos energéticos, universidades y la feria internacional Expobiomasa en España, proyecto financiado por Innova Bío Bío.

Por su parte, el gerente general de Indef, Héctor Troncoso comentó que la biomasa es “el corazón del negocio”, especialmente en lo que refiere a su disponibilidad en el largo plazo. Por ello, el empresario agregó que el desafío es desarrollar nuevos proyectos “que permitan llegar a la concreción de plantas tanto hacia el sur como hacia el norte, porque tenemos una alta concentración de plantas de biomasa en la Octava Región y tenemos la Novena y la Décima regiones con mayor disponibilidad de biomasa”.

En tanto, el académico UdeC, Rafael Rubilar, cree que una de las oportunidades de la silvicultura con fines energéticos es la provisión de estos complejos de generación. “Se puede tener un abastecimiento continuo dentro del mercado de la biomasa cuando se tienen terrenos dedicados a plantaciones dendroenergéticas”, además de recalcar la posibilidad de diversificar la materia prima como ventaja y que ésta se utilice como insumo para plantas de pulpa y madera de menores dimensiones.